Obras de misericordia o caridad

Hasta el siglo XVIII funcionaron Arcas de Misericordia en Ojacastro, fundadas por Francisco Torralba en 1565, que proveían de granos, centeno y trigo, principalmente, a los labradores necesitados, que los devolvían al hacer la cosecha.

En 1843 se fundó la Hermandad del Amparo para ayuda a los enfermos, a los cuales se les daba una pequeña cantidad diaria de ayuda. Pagaba médico y botica. El médico residía entonces en Ezcaray. Los asociados pagaban una cuota.

La Hermandad tenía en servicio una bañera de zinc. Se llevaba a casa de los enfermos cuando el médico aconsejaba el baño como medio curativo.

(Extractos del libro "El río Oja y su Comarca" de J. Bta. Merio Urrutia)

Gobierno de La Rioja